Blog emere | Toda la actualidad sobre tu tienda y más!

ene/12

21

RetroAnálisis. Super Mario Bros 3.

Aprovechando que ahora tengo bastante tiempo libre, he desempolvado mi querida NES para disfrutar con un juego que marcó un antes y un después en el género de las plataformas. Si amigos, estoy hablando del mítico Super Mario Bros 3. Tomad asiento y agarraos fuerte porque vamos a viajar en el tiempo hasta 1991, año de lanzamiento del juego en España.

 

Tras el curioso experimento llevado a cabo con la segunda entrega del bigotudo fontanero, la comunidad jugona pedía a gritos que la saga volviera a sus orígenes. No es que Super Mario Bros 2 fuese un mal juego, pero fueron tan gratas y placenteras las sensaciones vividas con el control pad de NES jugando a Super Mario Bros, que necesitábamos volver a sentirnos (y a sentarnos) delante de un juego igualmente único.

Simplemente tienes que ver la caja del juego para darte cuenta de que estas ante un producto cuidado, mimado y cocinado a fuego lento. Es la combinación de colores la culpable de que se quede grabada en la retina la imagen de Mario mapache surcando el cielo del Reino Champiñón.

Más que nunca queda justificado el sello “Official Nintendo Seal of Quality” en la caja e instrucciones de este producto “AAA”.

El argumento es bien sencillo: Peach, la princesa del Reino Champiñon, es secuestrada por la incansable figura del Rey de los Koopas, Bowser. Pero en esta ocasión la cosa se pone más fea aún, ya que dicho personaje viene acompañado por sus hijos, los Koopalings.

Estos “angelitos” se han apoderado de las varitas mágicas de cada uno de los reyes que gobiernan en las distintas tierras que componen el Reino Champiñón, con lo cual el caos es absoluto ya que las tropas de Bowser no encuentran obstáculo alguno para dominar a su antojo.

Pero no contaban con la presencia de Mario y Luigi, los cuales no dudan en acudir a la llamada de auxilio de Toad para devolver la paz al Reino.

En esta ocasión, nos moveremos a través de las diferentes regiones o tierras que componen el Reino Champiñón gracias a la existencia de una entramada red de tuberías, con las cuales los hermanos Mario están de sobra familiarizados (recordemos que son fontaneros de profesión).

Pero este mundo tan amplio no hubiera sido posible sin la creación, por parte de Nintendo, del chip SV1.

Dicho chip entró en la historia por ser el primero que se creó expresamente para un videojuego y permitió el uso simultáneo de scroll horizontal y vertical lo cual aportó, a parte de una nueva jugabilidad, niveles más variados y complejos, con nuevos elementos de plataformas que suponían todo un reto para la habilidad mental y el uso del control pad.

http://www.youtube.com/watch?v=sol-OKPvOFE

También tenemos que destacar el colorido que desprenden los escenarios y los detalles con los que cuentan, siempre trasladándonos a la época.

Otra de las novedades que introdujo el título en el género fue la posibilidad de movernos por las diferentes fases a través de mapas, los cuales nos permitían visualizar la tierra en la que nos encontrábamos y las diversas rutas que podíamos elegir con el fín de llegar a la fortaleza final. Esto supuso la ruptura de la linealidad que vimos en juegos anteriores.

Profundizando en su faceta jugable cabe destacar el perfecto control que tenemos sobre el personaje, muy mejorado respecto a los anteriores títulos.

Cada nivel tendremos que superarlo teniendo en cuenta el límite de tiempo. Si el contador llega a cero perderemos una vida y tendremos que comenzar el nivel desde el principio. Al final de los distintos niveles tendremos que saltar sobre una gran casilla que contiene 3 objetos rotando entre ellos. Si en 3 niveles conseguimos alinear tres objetos iguales se nos darán un número de vidas extra determinado. También hay minijuegos de emparejar cartas y alinear partes de objetos para conseguir ítems y vidas extra muy útiles para llegar con garantías al final de la aventura.

En el modo de dos jugadores se alternan Mario, como 1 player, y Luigi, en su papel de 2 player. Un gran detalle fue incluir un juego basado en el mítico Mario Bros, donde ambos jugadores juegan al mismo tiempo intentando superar niveles y conseguir una mayor puntuación que el compañero.

Otro aspecto que nos sorprendió a todos fue la variedad de acciones y movimientos que podía realizar nuestro personaje con una grandiosa sensación de libertad. Nadar con rapidez y precisión cuando teníamos el disfraz de rana, poder volar cada vez que cogíamos carrerilla con el disfraz de mapache, engañar a los enemigos convirtiéndonos en estatua con el disfraz de tanoki… a todo eso (y más) me refiero.

Los efectos sonoros están perfectamente implementados en el juego y resultan graciosos e incluso agradables al oído. La música, a cargo de Koji Kondo, es magistral y pegadiza, aunque hoy en día pueda parecer repetitiva (en su época desde luego que no).

A las clásicas setas, flores de fuego y estrellas de poder se unen diversos objetos-ítems que ya forman parte de la historia de los videojuegos. Recordemos algunos de estos:

  • Flauta Mágica: Este curioso objeto tan solo puede ser usado mientras se está en el mapa, pudiendo teletransportar a nuestro fontanero favorito a otros tierras lejanas.
  • Hoja Seca: Cuando Mario entra en contacto con dicho objeto, una cola y orejas de mapache aparecen por arte de magia en su oronda figura. Gracias a la cola puede atacar a sus enemigos y, cogiendo carrerilla, puede surcar los cielos del Reino Champiñón durante un breve periodo de tiempo. En cambio, las orejas se las podían haber ahorrado.
  • Nube Mágica: Otro objeto “mágico” cuyo uso en el mapa nos permite pasar los niveles sin jugarlos.
  • Traje Martillo: Con este curioso disfraz nos convertiremos en Mario Martillo, cuya principal característica es poder lanzar martillos a diestro y siniestro. ¡Cuidado con las cabezas!
  • Traje Tanoki: Capaz de otorgar los mismos poderes del mapache pero con la particularidad de poderse convertir Mario en estatua para engañar a los enemigos y pasar desapercibido.
  • Kuribo Bota: Sin duda, el más curioso y gracioso de los trajes. Únicamente aparece en una fase del juego y tendremos que arrebatárselo a un goomba que lo usa para atacarnos. Dentro de dicha bota podremos pisar con seguridad sobre superficies plagadas de plantas carnívoras sin miedo a ser devorados. Aunque su aparición fue breve, parece ser que dejó huella en las mentes de todo buen jugón de la época y el siguiente vídeo da fé de ello:

 

Opinión Personal

Para mí, hablar de Super Mario Bros 3 supone un regreso a mi infancia. Recuerdo que nos lo trajeron los Reyes Magos ni más ni menos que desde Lejano Oriente, entre otros muchos regalos. Pero sin duda, el juego de Mario era el que más deseábamos tanto mi hermano Koala como yo. La gran apuesta de Nintendo (como diría Joseba en “Qué vida más triste”) estaba, por fín, en nuestras manos. Si, en esos tiempos ya existía el hype, aunque con distinto término (yo lo llamaría ansia viva). Recuerdo que lo cogí con tantas ganas que simulaba gripes, fiebres y catarros para no ir al cole y echarle horas y más horas al dichoso juego. Por cierto, puedo decir esto porque sé que mi madre no lee este blog (eso espero).

Además, ¿quién no ha hecho eso de pequeño alguna que otra vez? Como coger “prestado” veinte duros del monedero de mamá para gastarlos en los recreativos… eso lo hemos hecho todos, ¿cierto? (me estoy cubriendo de gloria).

Y lo mejor de todo es que sacaba buenas notas en el cole privado al que íbamos mi hermano y yo. Parece ser que jugar al Super Mario Bros 3 te abría la mente y hasta las materias más complicadas entraban con una facilidad pasmosa. Al menos eso pensaba yo hasta que empezaron a llegar los roscos sangrantes. Claro, me había pasado el juego y se perdió la magia, pensé.

Ahora entendéis porqué digo que hablar de este juego me devuelve a mi infancia. Y podría contar un montón de anécdotas más pero es viernes noche, con eso lo digo todo.

 

 

 

· · · · ·

Comments are closed.

<<

>>

Theme Design by devolux.nh2.me
To top