Blog emere | Toda la actualidad sobre tu tienda y más!

dic/10

5

ANÁLISIS GRAN TURISMO 5

Por fin, parecía que nunca iba a llegar el día. Tras más de 5 años de gestación, Gran Turismo 5 se encuentra a la venta desde hace unos días y las ventas hablan de gran éxito entre los consumidores (más de 90.000 copias en los primeros 4 días en España). Pero, ¿estará a la altura de las grandes expectativas que se pusieron sobre él? A lo largo de este análisis intentaremos daros la respuesta.

La primera sorpresa nos la encontramos nada mas cargar el juego en nuestra PS3. 8 gigas de instalación recomendada para que el juego cargue más rápido y vaya todo más fluido, aseguran. Pues nada, si es por nuestro bien accedemos a la instalación la cual terminará en una escasa… ¡media hora!. En fin, si hemos podido esperar años por media hora no nos vamos a morir. Una vez instalado el juego, empezamos a ser testigos de todo el potencial gráfico que atesora este título, a modo de intro en la cual vemos todo el proceso de fabricación de un automóvil. Muy bonito si, pero de la intro no vive un juego. Así que nos adentramos en las entrañas de GT5.

Hacer un análisis de una obra tan mastodóntica como la que nos trae Polyphony no es tarea fácil. Si queréis os damos algunos datos para que os hagais una idea de lo que nos tiene preparado el juego.

– Más de 1000 vehiculos de marcas como Audi, Mercedes, Ferrari, Citröen, Renault…
– 20 circuitos que incluyen las calles de Madrid, Roma, Londres… con diferentes variantes y por si fuera poco un editor de circuitos para hacer de cada carrera un reto diferente.
– Licencias de la Nascar, WRC y de Karts
– Online para carreras de 2 a 16 jugadores
– Soporte para la tecnología 3D
– Reconocimiento facial del piloto usando la Playstation Eye

Y muchas más características que iréis conociendo a lo largo del análisis.

MODOS DE JUEGO


Modo Vida GT

El lugar donde más tiempo vamos a invertir en Gran Turismo 5 es, sin lugar a dudas, el denominado Modo Vida GT. Está pensado para ser el centro de operaciones para la competición y nos ofrece la posibilidad de personalizar el color de fondo de los menús, el mono de nuestro piloto o el perfil que queramos dar a conocer al resto de la comunidad de Gran Turismo. Nuestro objetivo será guiar los pasos de un piloto desde sus comienzos hasta su consagración como piloto de élite.

Pero, además, tendremos que saber invertir nuestra dinero para comprar nuevos coches, o modificar las características de los que ya tenemos en el garaje mediante el tunning, etcétera, para que sean más competitivos y así poder ganar más carreras y desbloquear desafíos (desde NASCAR hasta F1, por poner un par de ejemplos).
En resumidas cuentas, todo lo que compone esta modalidad gira en torno al dinero y al nivel de experiencia, lo que en ambos casos nos permitirá ir desbloqueando nuevas pruebas y vehículos inéditos.

El modo Vida GT se divide en las carreras A-Spec y en las carreras B-Spec. En las primeras deberemos seleccionar niveles de pruebas para ver las carreras disponibles en cada categoría según lo que hayamos desbloqueado; mientras que en las segundas toda la acción se visualiza en cámaras que imitan una retransmisión televisiva y en la que debemos dar instrucciones a un piloto en tiempo real. Por contra, las carreras B-Spec dejan bastante que desear. Tendremos que dar órdenes directas al miembro de la escudería que va al volante, pero éstas son más bien escasas en cuanto a posibilidades y el interés o diversión que depara esta modalidad jugable es muy bajo.

Modo Arcade

Esta modalidad nos permite acceder a las emocionantes y directas carreras de exhibición, a las contrarrelojes y a las pruebas de derrape. En la primera, llamada Carrera Única, escogeremos una serie de características para el transcurso de la prueba así como el lugar donde se celebrará, y nos enfrentaremos a otros quince pilotos controlados por la IA. La contrarreloj, como muchos de vosotros sabréis, nos plantea el reto de superar circuitos en el menor tiempo posible, y las pruebas de derrape nos invitan a conseguir la puntuación más alta posible apurando contravirajes al máximo.

Creador de circuitos

En el menú principal encontraremos este práctico y accesible editor de circuitos, al cual le daremos una serie de parámetros y variables que deberemos ajustar hasta que quedemos satisfechos con el resultado del circuito.
Estos parámetros pueden ser las condiciones meteorológicas, la franja horaria o el ancho de la pista, entre otras muchas.
Los circuitos por defecto que se te ofrecen los genera el propio juego de manera aleatoria, por lo que si alguno no te convence tendrás que seleccionar “crear una pista nueva” hasta que encuentres el que andas buscando.
Una vez hecho esto, puedes elegir el numero de secciones que forman el circuito y editarlas individualmente. Puedes hacer secciones más complejas ajustando el número y lo cerradas que sean las curvas.
Los terrenos que podremos elegir pasan por circuitos nevados, de gravilla, asfalto… hasta minipark para quienes busquen crear un circuito para competir con karts.
Y lo mejor es que todos estos circuitos que creemos podremos jugarlo en compañía de nuestros amigos tanto online como offline.
En definitiva, se trata de un editor bastante limitado en cuanto a posibilidades de creación pero que cumple con su objetivo ofreciéndo una gran facilidad de uso para que todo podamos hacer nuestro propio circuito.

Modo Online

Los señores de Polyphony deberían haberse esforzado más en ofrecernos un modo online asequible e intuitivo, ya que nos encontramos con una interfaz muy engorrosa e incómoda que no invita al multijugador. Unirse a una sala o pedir a alguien que se una a nosotros resulta de lo más confuso, por no hablar del colapso que se vivió durante los primeros dias en los servidores y que, menos mal, parece que esta siendo solucionado.
Ya en carrera, nos encontramos con carreras de hasta 16 participantes simultáneos carentes de lag y con un sistema de penalizaciones para los kamikazes o cafres que no van a competir, sino a molestar. Por ejemplo, si váis en dirección contraria para intentar estorbar o fastidiar a los demás, vuestro coche se volverá transparente (modo fantasma). De esta manera los corredores pasaran de vosotros sin sufrir ninguna clase de contratiempo. Todo un detalle para facilitar el fair play de los competidores.

Modo GT-TV

Parece ser que en este modo disfrutaremos de un sinfín de contenidos y programas relacionados con el mundo del motor. Y digo parece ser porque hasta fecha de hoy sigue sin estar operativo. Esperemos poder disfrutar de todos esos contenidos cuanto antes.

GRÁFICOS

La obra de Polyphony se muestra en una espléndida resolución de 1080 i/p y con una tasa de refresco que se mantiene en los 60 cuadros por segundos. Ocasionalmente vemos bajadas, sobre todo en la vista interior de los coches Premium donde la tasa se mantiene en 45 fps.

Por lo demás, hablar de Gran Turismo es hablar de excelencia, de gusto por el detalle. Ello se percibe en el modelado de los coches Premium, unos 200 en total, los cuales se ven reales. Todo está cuidado hasta límites extremos. Cada detalle real del coche se encuentra representado de manera virtual, salpicadero, tapicería, llantas… se te caerá la baba al verlos.
Por contra tenemos los coches Estandar, unos 800 en total, con unos acabados bastante por debajo de los vistos en los Premium. Son coches venidos de la última incursión de la saga en PS2, los cuales han sido adaptados al motor gráfico de PS3. El tratamiento de las luces sobre la carrocería no destaca por su brillantez, precisamente. Y la vista interior no ofrece el nivel de detalle de los Premium. De todas formas estas diferencias durante las carreras pasarán bastante desapercibidas, no así en el modo foto que es donde uno puede recrearse en los detalles.

Otro aspecto a destacar es el nivel de detalle de los karts y, sobre todo, de los pilotos con un modelado excelente y unas animaciones de lo más cuidadas (verles frenar, acelerar, girar el volante, reaccionar a las colisiones… es una gozada)
No podemos olvidarnos del gran trabajo realizado en cuanto a los efectos de partículas e iluminación durante el transcurso de las carreras. La lluvia chocando en el parabrisas, el polvo que se levanta durante una etapa de rally o la iluminación realista de nuestros focos durante una carrera nocturna hará que nos preguntemos si realmente se trata de un juego. Por no hablar del paso del tiempo en tiempo real, durante el cual veremos anochecer, amanecer, atardecer…
Una cosa que no nos ha terminado de convencer es el sistema de daños. De partida son prácticamente inexistente. Según avancemos en el modo Vida GT los daños serán cada vez más espectaculares, siendo más notorios en unos modelos que en otros.
Por no hablar de los modelos Estandar, donde las deformaciones, casi inapreciables, son de lo mas simplonas.
Estos daños apenas influirán durante el transcurso de las carreras en el control de los vehículos, así que prefectamente podremos ganar una carrera llevando el coche hecho un cuadro de Picasso.
Otro aspectos a mejorar son algunas texturas, como las sombras que proyectan los propios coches sobre el asfalto o las de los árboles, ya que muestran unos dientes de sierra bastante preocupantes, y el aspecto del público, ya que simplemente son sprites pobremente animados o inanimados en su mayor parte y que desentonan en el conjunto global gráfico del juego. Aunque en la mayoría de títulos deportivos pasa lo mismo, es algo a lo que ya nos hemos acostumbrado.

SONIDO

En este campo destaca el gran esfuerzo por parte de Polyphony para trasladar toda la fuerza del rugir de los motores, sobre todo en los modelos Premium.
Otros aspectos como el chirriar de las ruedas, el cláxon o las colisiones con otros vehículos también han sido muy bien reflejados.
Pero es la banda sonora la que se lleva el gato al agua con numerosas temas (unos 200) de los más diversos géneros, como puedan ser rock, electrónica, jazz, bossanova, clásica… Tú decides que música quieres que te acompañe durante tus carreras, incluso tienes la posibilidad de importar tus propias canciones o listas de reproducción del disco duro de tu PS3. Un detallazo muy de agradecer.

JUGABILIDAD

Controlar los vehículos de Gran Turismo 5 puede llegar a ser una experiencia realmente satisfactoria aún utilizando el DualShock 3.
Aquellos que lo han jugado usando un volante dicen que no hay nada igual, que transmite unas sensaciones únicas. Desafortunadamente este humilde redactor no ha tenido la oportunidad de probarlo en tales condiciones, así que guardo mi opinión para cuando lo haga.
La IA de los oponentes ha mejorado considerablemente y ya no irán todos en fila como si se tratase de un raíl, sino que cada uno trazará las curvas de manera independiente e intentará adelantamientos temerarios que pondrán a prueba a los más rápidos del lugar.

El sistema de choques también se ha visto perfeccionado, lo cual no permitirá que ganemos carreras estrellandonos contra los muros laterales para tomar curvas cerradas a gran velocidad.
Cabe destacar la gran diferencia de jugabilidad cuando manejas un kart, ya que estos son más frágiles e inestables, lo cual se traduce en pérdidas de control al menor roce con otro corredor, al pisar el piano o al girar demasiado rápido el volante.
Algo que puede desesperar a nivel jugable son los cansinos tiempos de espera. Y eso que instalamos el juego en el disco duro. No llegamos a hacerlo y a lo mejor no habríamos empezado una carrera hasta Navidad. Esperemos que nos den una solución pronto mediante alguna actualización (me temo que se va a llenar el parches el título, y no será por falta de tiempo…)

VALORACIÓN

Gran Turismo 5 es el mejor simulador aparecido hasta la fecha en consolas. Independientemente de los pequeños fallos técnico o de gestión de menús que pueda tener. Sólo apto para auténicos amantes de la conducción. Para quienes busquen un juego arcade, donde no tengamos que preocuparnos de cómo trazar una curva, de la frenada, del tipo de neumáticos o de mejorar la mecánica del motor, decirles que existen otras opciones igualmente interesantes en el mercado.
Pero si lo que busca es una conducción lo más cercana a la realidad, primero deberías adquirir este juego y, segundo, hacer un importante desembolso para comprarte un volante Logitech G25 o G27. Entonces si que vas a poder disfrutar de este gran simulador como bien se merece.

MOLA

– La sensación de estar frente a un SIMULADOR de conducción de verdad.
– El conjunto visual es sobrecogedor.
– Jugabilidad muy bien ajustada al uso del Dualshock 3 y, según parece, perfecta a manos de un volante.
– Lag prácticamente inexistente durante las carreras online y sin cortes al hablar por el micro.

NO MOLA

– Algunas imperfecciones gráficas fruto de las prisas de última hora.
– Lo engorroso que resultan los menús del modo online y las pocas posibilidades que ofrece dicho modo.
– No tener, ya no un volante, sino el mejor volante del mercado para disfrutar conduciendo un deportivo Premium.

NOTA: 8

· · · ·

2 comments

  • Author comment by Edu · 7 diciembre, 2010 a las 12:23 pm

    Buen análisis si señor, esperemos que para el Gran Turismo 6 recibas también un volante acorde :P

    Por cierto referente a los daños, el juego recibirá un parche en breve que incorporará daños mecánicos junto a los estéticos, poquito a poquito mayor realismo al juego :D

    Saludos!!!

  • Author comment by Rober · 7 diciembre, 2010 a las 12:53 pm

    Cierto Eduardo, hoy nos hemos despertado con esa gran noticia, según la cual tendremos la posibilidad de mantener esos daños DESACTIVADOS, activados de un modo MODERADO o buscar el máximo realismo con la opción DAÑOS SEVEROS.
    Es la gran apuesta de Sony para estas navidades, un vende-consolas en toda regla, por lo que las mejoras mediante actualizaciones serán constantes para ofrecer el mejor producto posible.

<<

>>

Theme Design by devolux.nh2.me
To top